Reunión Especializada de Ciencia y Tecnología del MERCOSUR
Mercosul Mercosul

Libre comercio: entrevista con el embajador Angelos Pagkratis - "Es el acuerdo más ambicioso de la UE" Lo admitió el delegado europeo sobre el tratado con el Mercosur Es el primer poder comercial del mundo. Sinónimo de integración regional. Actor de peso indiscutido en la política internacional. Y hoy protagonista de otro hito de la globalización luego de la caída del Muro de Berlín: la euroexpansión, con la inclusión de 10 nuevos países a la estructura comunitaria, efectiva a partir del 1° de mayo de 2004.

La Unión Europea (UE) sumará 75 millones de consumidores. Visto sólo desde lo comercial, el mercado se agranda y las posibilidades de aumentar las exportaciones de bienes, la comercialización de servicios y el flujo de inversiones son mayores.

La novena ronda de negociaciones para la firma de un acuerdo que libere el comercio entre el Mercosur y la UE confirmó la voluntad de ambas regiones por integrarse. ."Este es el acuerdo claramente más ambicioso de la UE con otra región", destacó en una entrevista con LA NACION el embajador y jefe de la delegación de la Comisión Europea en la Argentina, Angelos Pagkratis, a ocho semanas de su llegada al país, que admira. .El diplomático griego mide cada gesto y cada palabra. Su discurso es directo, sencillo, y por eso sorprende. Destila optimismo sobre el futuro de la Argentina, "un país magnifico, con gran potencial, cuya crisis no produjo una pérdida de interés de Europa, por el contrario, atrajo la atención. Es difícil ser fundamentalmente pesimista sobre la Argentina", expresó Pagkratis entiende que esta zona geográfica y económica tendrá gran relevancia en el futuro. -El Mercosur se queja de que, en las negociaciones, la oferta de la UE deja de lado los productos agrícolas y las manufacturas agropecuarias, qué piensa la UE? Lo que queda claro es que la oferta de la UE representa el 91% del comercio de bienes sobre la base del intercambio del año último. La oferta del Mercosur es del 83,5%. El 91 por ciento de nuestra oferta significa comercio completamente libre, con arancel cero, sin limitaciones ni cuotas, y es la base a partir de la cual se negocia, por lo que el 9% restante está sujeto a las negociaciones. No hay compromisos de que al final haya un acuerdo del 100% de comercio, pero no se lo descarta. Es una oferta excelente que incluye muchos productos agrícolas y manufacturas agropecuarias.

La liberación adicional del comercio significará un crecimiento enorme del intercambio en otros sectores. Por otra parte, no conozco en el mundo un acuerdo del 100% de libre comercio. Todos los países tienen sectores o industrias sensibles, no liberadas al comercio, y esto está de acuerdo con las reglas de la Organización Mundial de Comercio (OMC). A veces hay pesimismo sobre la cuestión agrícola, pero la política agrícola europea está cambiando. Presentamos revisiones muy importantes en la OMC que tienden a reducir la subvención y las medidas que distorsionan el comercio y a aumentar el acceso a los mercados. Estas reformas se dan en paralelo con la inclusión de nuevos países agricultores a la UE.- ¿Qué lecciones deja la integración europea al Mercosur?Favorecemos la integración regional porque pudimos ver el impacto real en el desarrollo y el crecimiento estable de cada país, de resguardo ante las crisis externas, de la mayor capacidad de influir sobre el propio destino. Además, mejora la confianza, otorga previsibilidad y garantiza la continuidad de políticas económicas y comerciales. El impacto se nota en la modernización de la economía y la estructura de cada nuevo miembro, que podrían hacerlo por sí solos, pero sería más difícil.